miércoles, 18 de julio de 2018

Albertengo se hizo la revisión médica y mañana firmará su contrato con Estudiantes

LO ESPERAN POR CITY BELL
 
Albertengo se hizo la revisión médica y mañana firmará su contrato con Estudiantes
Albertengo estuvo ayer en City Bell. Mañana entrenará con el plantel

En silencio y en absoluta reserva, Lucas Albertengo llegó ayer a La Plata para someterse a los estudios médicos de rigor. Lo hizo por la tarde en el Centro del Diagnóstico de City Bell junto al Dr. Hugo Montenegro.
Como todo salió okey, hoy se desvinculará de Independiente y mañana se entrenará junto al plantel de Leandro Benítez en el Country, siempre y cuando no surjan trabas con su contrato.
De esta manera el Pincha abrochó a su segundo refuerzo de la temporada, luego de la llegada de Fernando Evangelista, el lateral izquierdo procedente de Newell’s.
Albertengo llega después de varios intentos fallidos. La dirigencia hace años que lo está buscando, pero primero le ganó de mano Independiente y luego Rayados de Monterrey. Sin continuidad en México y al no ser tenido en cuenta por Ariel Holan aceptó un préstamo por un año. Estudiantes pagará 200 mil dólares y firmará una opción de compra de 2 millones de dólares por el 50% de su ficha.
Mientras tanto, periodísticamente se vincula a Gonzalo Verón con Estudiantes. Desde la dirigencia desmintieron todo tipo de negociación y le cerraron la puerta “porque es imposible desde lo económico”.
En el Pincha, a pesar de la negativa de su representante, siguen esperando un guiño positivo de Carlos Auzqui, quien no será tenido en cuenta en River y a quien se le complicó su desembarco en el Leganés de España.
Si sucede como todos creen que ninguno de los últimos dos jugadores llegan al Pincha, salvo un negocio de último momento no asoma otro refuerzo.
¿VÉLEZ SE LLEVA A GASTÓN GIMÉNEZ?
Sin lugar en Estudiantes, desde Vélez levantaron el teléfono para llevarse a Gastón Giménez. Si bien no asoma entre los titulares de Benítez, la dirigencia buscará una venta y no un préstamo. En su momento, y por pedido de Lucas Bernardi, el Club desembolsó 1,5 millones de dólares por el 50% de su ficha.
GANÓ EL SENIOR DE ESTUDIANTES: 1-0 A FERRO
Por una nueva fecha del torneo Senior (+36 años) que organiza AFA, Estudiantes derrotó 1-0 a Ferro en la cancha de césped sintético de San Lorenzo. El gol lo marcó Sánchez. El equipo albirrojo, que no tuvo al presidente Verón desde el arranque, formó con Colombo; Salguero, Quatrocchi, Franchi, Raverta; Martínez, Díaz, Haded, Bordón; Sánchez e Iberbia Luego ingresaron Barrios, Russo y Podesta.
En tanto, se informó que el clásico de la categoría Súper Senior (+45 años) entre Gimnasia y Estudiantes se jugaría el martes 7 de agosto desde las 22:30 en la cancha de San Lorenzo. La decisión habría sido tomada por la organización, para evitar posibles incidentes.

www.eldia.com.ar 

De Magdalena a La Plata, un viaje de todos los días con la ilusión a pleno

LA HISTORIA DE MATÍAS PELLEGRINI, EL JUVENIL CATEGORÍA 2000 QUE ELIGIÓ EL CHINO BENÍTEZ PARA EL MEDIOCAMPO
Vive con sus padres, se levanta a las 6 y se traslada en su auto hasta City Bell. “Voy a tener que irme a vivir más cerca”, bromeó

Por MARTÍN CABRERA
mcabrera@eldia.com
En esta pretemporada Matías Pellegrini jugó los tres partidos amistosos como extremo izquierdo 

Magdalena es roja y blanca. Por primera vez en la historia dos jugadores de aquella ciudad comparten el primer equipo de Estudiantes. Hace unos años fue Guido Carrillo el precursor. Luego siguió sus pasos Emiliano Ozuna. Ahora desde allí llegaron Francisco Apaolaza y Matías Pellegrini, las últimas promociones de la cantera, a quienes Leandro Benítez tiene muy en cuenta.
Éste último, volante zurdo de 18 años, se sentó ayer en conferencia de prensa para hacer su presentación oficial luego de toda una pretemporada completa junto a los profesionales y tras haber jugado como titular en los tres amistosos.
La categoría 2000 de Estudiantes. Varios jugadores tienen futuro

“Me gusta mucho jugar por izquierda o por derecha, pero también lo puedo hacer de extremo. El Chino (Benítez) nos pide finalizar la jugada, ser agresivos y ayudar en la marca”, contó ayer el juvenil.
Pellegrini jugó siempre con la camiseta número 10 en su espalda. Capitán de la categoría 2000, habilidoso pero corajudo. “A partir de Séptima me empezaron a recostar por la izquierda y ahí quedé”.
Luego de varios partidos enfrentando a Estudiantes por los torneos de LISFI con la camiseta del CRIM de Magdalena le llegó la propuesta de ir a una prueba. “Al principio mis viejos no querían porque estaba en la escuela. Recién cuando empecé primer año me dejaron”.
El Mati (o el Chueco, como lo conocían por sus pagos) vino por la vieja ruta desde Magdalena a La Plata. Lo hizo con su papá Luis y dos compañeros, Valentín Villa y Ramiro Curras. Sólo él quedó.
Desde ese día, hace ya más de cinco años que todos los días recorre el camino desde su pueblo hasta el Country. “De más chico me llevaba todas las mañanas mi viejo pero ahora que tengo auto nos turnamos con Pancho (Apaolaza) y antes con Emi (Ozuna)”.
“Por la ruta 36 tardo una hora y media. Es tranqui el camino. Vamos tomando mate y charlando, pero sé que muy pronto me voy a tener que mudar a La Plata porque el viaje te cansa”, contó en diálogo con este medio.
En el pueblo todos lo conocen y ya hablan de su presencia en el grupo principal. Pero si hay un lugar donde no se habla de otra cosa que de su presente es en la panadería La Perfección, en el centro de la ciudad. con casi 100 años de antigüedad. “La abrió el abuelo de mi abuelo Bebe. Toda mi familia está ahí, mi viejo, mi mamá Verónica y mi hermano Tomás. Yo ayudé alguna vez, pero nunca trabajé”, reconoció, al tiempo que confesó haber sido el encargado de llevar las facturas cuando su división jugaba como visitante.
SE PERFILA PARA SER TITULAR CONTRA CENTRAL CÓRDOBA
En su categoría jugó siempre de titular y se destacó. “Es atrevido”, dicen los que se cansaron de verlo jugar en Inferiores. Algunos van más allá: “Tiene destino europeo, de Real Madrid”. Lo concreto es que el semestre pasado Benítez lo promovió a Reserva y en esta pretemporada lo subió al grupo principal. Es más, fue titular en los amistosos y por eso se perfila para arrancar el próximo martes en el partido de Copa Argentina contra Central Córdoba de Rosario.
“Ojalá pueda jugar. Yo estoy tranquilo, entreno día a día y trato de hacer lo mejor posible”, aseguró ayer en conferencia de prensa en el Country.
En referencia a su primera pretemporada con el grupo profesional, aun siendo un jugador amateur, contó: “Estoy muy feliz. Espero seguir mejorando. Me encontré bien física y futbolísticamente. Si bien se siente el cambio porque es otro ritmo, otra velocidad y otro el físico de los jugadores, por suerte me adapté bien”.
“Me sorprendió estar en los tres amistosos, pero me pone muy contento. Espero poder debutar en algún momento. Las tres competencias nos dan muchas chances a todos. Ojalá pueda jugar. Yo estoy tranquilo, entreno día a día y trato de hacer lo mejor posible”, remarcó.
Pellegrini surgió en el CRIM y desde hace más de cinco años está en Estudiantes
LA 2000, EL SUB 19 Y ALGO MÁS
La categoría 2000 es la de Jerónimo Pourtau, Deian Verón, Andrés Ayala e Imanol Enríquez. “Teníamos un equipazo”, sacó pecho durante la charla y recordó los viajes a Qatar, Japón y Dallas. También le llegó la chance en el Sub 19, que lo tuvo como uno de los protagonistas de los Juegos Odesur.
“El club se basa en proteger a los juveniles, no apurarlos y ponerlos en el momento justo. Nosotros lo sentimos así y estamos muy contentos”, cerró su charla el pibe que tiene al Tucu Corre y José Sosa como sus ídolos. De a poco empezó a transitar su propio camino.

www.eldia.com.ar

martes, 17 de julio de 2018

Una “Brujita” en la órbita de Estudiantes


Gonzalo Verón podría ser cedido a préstamo por Independiente y haría un combo con Lucas Albertengo 
A la hora de buscar refuerzos, Estudiantes apuntó a futbolistas de los clubes de Avellaneda. Restan solo detalles para que Lucas Albertengo arribe a La Plata y se presente a entrenar en el Country de City Bell. Pero tanto la gerencia de fútbol como el entrenador, Leandro Benítez, no se conforman y se avanzó por la contratación a préstamo de Gonzalo Verón, extremo derecho de Independiente. 
Las pretensiones del Pincha arrojaban que la búsqueda de incorporaciones, luego de cerrar el arribo del lateral izquierdo Fernando Evangelista y al delantero santafesino, seguiría el rumbo de un volante o delantero por la banda derecha. En ese sentido, las averiguaciones dieron con que el ex-Sportivo Italiano y San Lorenzo no iba a ser tenido en cuenta por el técnico del Rojo, Ariel Holan, y que busca continuidad. 
En efecto, el Albirrojo avanzó en las tratativas para que la llegada de la “Brujita” se dé en forma de cesión, por un año con cargo y una posterior opción a compra, a favor del León. No obstante, hay una contra: de llegar, no podrá jugar la Copa Libertadores, ya que integró la lista de buena fe en Indepediente. 
Respecto a la trayectoria del “Pájaro” Verón, sus inicios fueron en el Azzurro, en el tránsito de la Primera C durante 2012. Luego, en épocas de Ricardo Caruso Lombardi como entrenador de San Lorenzo, llegó al Ciclón donde explotó como futbolista, salió campeón nacional en 2013 y fue transferido a New York Red Bull, a cambio de 2,2 millones de dólares, en 2015. Al terminar los dos años de contrato en la franquicia estadounidense, el extremo diestro se incorporó a Independiente a mediados de 2017, donde acumuló ocho partidos y un gol.  
En otro orden de las cosas, Albertengo rescindiría contrato hoy en México. En efecto, mañana pordía estar resuelto su llegada a Estudiantes y, a más tardar,  el jueves se presentaría a entrenar en el Country.

www.diariohoy.net

Todos los cañones le apuntan a Albertengo

REFUERZOS DE ESTUDIANTES
Todos los cañones le apuntan a Albertengo
Lucas Albertengo

La secretaría técnica de Estudiantes sigue enfocada en poder abrochar al segundo refuerzo de la temporada: el delantero Lucas Albertengo.
El ex Rafaela demoró su salida de Monterrey y eso impidió que ya sea jugador de Estudiantes. Recién entre miércoles o jueves estará por el Country de City Bell.
El Pincha lo traerá a préstamo por un año con un cargo de 200 mil dólares. El dueño de su ficha es Independiente, que quiere firmar una opción de compra de dos millones de dólares por el 50%. En eso están las negociaciones.
En tanto sigue la búsqueda de un segundo delantero, pero los nombres se van desplomando. Primero Jonathan Menéndez (Independiente no lo negocia) y ahora Maximiliano Cuadra, que está a un paso de firmar en Gimnasia.
La dirigencia sigue aguardando la posibilidad de repatriar a Carlos Auzqui, quien a pesar de la negativa de su representación todavía tiene alguna chance de firmar siempre y cuando no prospere su chance de jugar en el fútbol español.
En las últimas horas trascendió el nombre de la apuesta que estaba siguiendo la secretaría técnica: el paraguayo Tomás Rojas, de Sol de América.
Por otra parte se avanzó en la salida del ecuatoriano Jacob Murillo, que jugará en Colombia.
SE PASA YA TIENE RIVAL: LUJÁN
Estudiantes jugará el próximo martes 24/7 ante Central Córdoba de Rosario por los 32vos de final de la Copa Argentina. En caso de avanzar su rival será Luján. El equipo que milita en la Primera C ayer dio la sorpresa y derrotó en la cancha de Sarmiento a Agropecuario por 1-0. En el conjunto de Carlos Casares debutó en el segundo tiempo el juvenil albirrojo Nicolás Talpone.

www.eldia.com.ar

“A veces me agarra esa ansiedad de no saber qué voy a hacer”

ENTREVISTA A LEANDRO DESÁBATO, EX CAPITÁN DE ESTUDIANTES, LUEGO DE SU RETIRO DEL FÚTBOL PROFESIONAL
A pocas horas de su debut como jugador de Cafferatense, el Chavo hizo un repaso de su presente y de su futuro en el fútbol

Por MARTÍN CABRERA
mcabrera@eldia.com
Leandro Desábato con sus cuatro hijos, su hermano Jorge y su primo Tato Callegari

Atiende el teléfono mientras habla con alguien de su casa. Está por arreglar una canilla. Bromea y dice que su vida cambió desde que no juega más al fútbol. Igual avisa que siempre le gustaron las cosas domésticas pero que por cuestiones de tiempo no podía encargarse. Leandro Desábato, el ex capitán de Estudiantes, pasa unos días en Cafferata y el domingo debutó en el club de su pueblo mientras planifica qué será de su vida.
El Chavo usó la camiseta número 2 del Club Deportivo y Mutual Cafferatense en el empate 0-0 contra Huracán de Chabás. Fue una tarde de emociones para la familia, porque compartió equipo con su hermano Jorge y su primo Tato Callegari. “Es la primera vez que juego oficialmente con ellos”.

-¿Cómo fue tu regreso al pueblo?
-Muy bien. Ya la noche que llegué hubo una bienvenida que me sirvió para sentirme como en casa. El domingo vino toda mi familia y amigos que están en otros pueblos. Hubo como una movilización que me emocionó. El capitán me dio la cinta y cuando dije unas palabras en la arenga me quebré. Mirá que jugué partidos y estuve en la Selección, pero esto me superó. Jugué con mi hermano, estuvo mi otro hermano que es dirigente, mi sobrino, mi primo, mi viejo... No fue fácil. Algo que pensé que nunca iba a llegar, al final llegó.
“El mes que viene me voy a reunir con Verón y Alayes para saber qué quieren. También con dos técnicos”
Desábato y su futuro

Cafferatense es el Funebrero. El pueblo está ahí. Hace unos años que participa del Interprovincial pero nunca pudo ser campeón. Al Chavo le pusieron todas las fichas pero avisa un poco en broma y un poco en serio: “No se ilusionen porque mucho no puedo hacer”. No es fácil el torneo, pero nadie les baja las expectativas a los hinchas.
-¿Se respeta al jugador con trayectoria o en la primera jugada el 9 rival te hizo sentir el rigor de la categoría?
-No, cuando la pelota empieza a rodar ya no importan los apellidos. En la primera jugada un defensor me fue fuerte cuando fui a cabecear. Todavía me duele la cintura. Después me pidió disculpas. Se juega fuerte y con el alma. Se escucha la gente. Es otra cosa. Igual, ojo, es una liga muy competitiva. La próxima fecha jugamos de visitantes contra Independiente de Chañar Labiado, que se reforzó para ganar el campeonato.
-¿Tu idea es jugar todos los partidos o sólo los primeros?
-Voy a jugar los próximos dos porque aprovecho que la familia está acá de vacaciones. Pero después los primeros días de agosto me vuelvo a La Plata porque mis hijos van a la escuela y voy a aprovechar para reunirme con algunos técnicos. La idea es poder volver a jugar algunos partidos siempre y cuando la familia me acompañe. Parece fácil pero tengo cuatro hijos y se complica dejar a mi señora sola con ellos. El objetivo es clasificar a la fase final. Y después veremos.
-¿Ya te cayó la ficha del retiro?
-Por momentos sí, por momentos no. A veces me agarra esa ansiedad de no saber qué voy a hacer. Me pasa acá en el pueblo, porque encima se entrena a la noche, hace mucho frío y me cuesta. Pero más allá de extrañar algunas veces el profesionalismo, no me arrepiento de la decisión que tomé. Fue un retiro muy pensado y más allá que el proceso lo estoy viviendo, sabía que iba a ser duro. Por eso fui un psicoanalista. Tengo una edad considerable y me cuesta jugar en el equipo del pueblo. Me costaba el día a día en Estudiantes y eso me frustraba. El domingo estaba jugando el partido y me dolía todo. Estaba convencido que era el momento y seguramente cuando empiece el torneo me voy a sentir un poco mal, pero era la mejor decisión que podía tomar.
-La gente no te pudo despedir en cancha. ¿Vas a estar en el primer partido de Estudiantes como local?
-La verdad que no lo sé. No tenía pensado ir para evitar esa nostalgia lógica. Pero si necesitan mi presencia obviamente que voy a estar. Cuando decidí retirarme supe que los primeros partidos iba a estar lejos de la cancha porque si me acerco lo voy a extrañar mucho más. Igual todavía no me llamó nadie del Club, no sé si tienen pensado hacer algo.
-¿Qué fue lo que más te sorprendió al momento de anunciar tu retiro del fútbol?
-La verdad que fueron muy lindas todas las muestras de apoyo que recibí. No tengo redes sociales pero me llegaron los saludos de ex compañeros, empleados del club, profesores, entrenadores... Me costó mucho tomar la decisión, pero una vez que lo hice sentí un terrible alivio. Tardé como un año en darme cuenta y eso que el día a día me estaba costando una barbaridad. No podía disfrutar. Lo estaba sufriendo en lo físico y mental. Cuando se los dije al Flaco (Alayes) y al Chino (Benítez) sentí alivio. Siempre me quise retirar jugando y vigente, sin dar lástima como les pasó a otros jugadores que jugaron un montón sólo por su nombre. Me retiré jugando un partido de Copa Libertadores y clasificando a los octavos de final. La gente el día de mañana se va a acordar de eso.
-¿Cómo viene el Leandro Desábato entrenador?
-La idea sigue siendo la misma: ser técnico. Obviamente no es fácil estar del otro lado por eso ahora voy a empezar a reunirme con diferentes entrenadores para escucharlos, preguntarles y sacarme algunas dudas. Tengo muchas ideas en la cabeza, pero todas desordenadas. Esas charlas me van a servir para ordenarlas.
-¿Seguís con la idea de ser entrenador de Reserva primero? ¿Será en Estudiantes?
-Sí, mi decisión es empezar con una división Reserva antes que una Primera, porque si me tengo que equivocar en un entrenamiento o un cambio es mejor hacerlo ahí que arriba. Es una buena medida para saber si les llego o no les llego a los jugadores, si me entienden... Son cosas que en lo personal me genera alguna duda y eso lo voy a ir charlando con algunos entrenadores. Con Agustín (Alayes) ya lo hablé pero muy poco con Sebastián (Verón). Una vez que empiece a caminar el torneo y ellos se saquen el mercado de pases de la cabeza me juntaré para saber cuál es su idea para el futuro.
-¿Qué te dejó el Mundial en el armado de planteles, planificación y juego preparado?
-Lo que tengo claro para cuando sea entrenador es la importancia de armar un buen grupo que capte mi idea. Estoy convencido que si el jugador no tiene llegada al jugador y no se trabaja en equipo es muy difícil. Se ve que muchos clubes de la Argentina gastan una millonada de plata y les cuesta un montón contra equipos chicos que tienen un plantel más modesto. Pero el trabajo en equipo, la planificación y el convencimiento están por encima del dinero. En el Mundial lo mismo, se demostró que el equipo está por encima de las individualidades. Los que llegaron a las finales fueron los que se sacrificaron todos en defensa y en ataque. Ya no se gana más con la camiseta ni con un par de individualidades. El trabajo no te asegura el éxito, pero te acerca al objetivo. Por eso hay una paridad tan grande. En Argentina de una buena vez por todas se tiene que hacer un proyecto serio en juveniles para empezar a marcar un camino. Tiene que haber un camino, que sea con la identidad que quieran, pero un camino al fin y al cabo.
-¿El tiempo le dio la razón a Alejandro Sabella?
-No tengas dudas. Hoy que no está se lo valora. Cuando estuvo se lo criticó demasiado. Es recurrente en este país no dejar trabajar y la crítica constante. Cuando Alejandro (Sabella) agarró en 2011 se lo cuestionó mucho y eso que ganó las Eliminatorias casi caminando. Fue al Mundial, llegó a la final y todavía se lo criticaba por defensivo. Pero claro, hoy vemos el Mundial y los finalistas son tan “defensivos” como la Argentina de Sabella. ¡Cuánta razón tenía! Eso es lo peor que nos puede pasar: no valorar las cosas cuando las tenemos. Así está el país en muchos aspectos. No hay tolerancia ni visión a futuro, se piensa que con plata todo se compra.
-¿Lo más difícil en el fútbol es que el entrenador logre ser creíble para sus jugadores?
-Y, es clave que el jugador se te entregue. En Estudiantes cuando hubieron técnicos que lo consiguieron se lograron cosas importantes. Y esas cosas importantes no fueron sólo los títulos. Porque cuando la cosa no está tan bien se mira con nostalgia las buenas campañas realizadas. Se está muy intolerante en el fútbol y no se deja trabajar tranquilo a nadie. No sé si la culpa la tienen las redes sociales, pero influyen negativamente no tengo dudas.

www.eldia.com.ar